Mira el videoTodos sabemos lo mortíferas que pueden ser las pirañas, recordemos cómo este pez devoró la carne de un niño de 13 años en Perú. ¿Pero, y si hay una versión gigante? ¡Eso sería totalmente aterrador!

Lo creas o no, lo hay, y se llama Hydrocynus goliath, también conocido como pez tigre Goliath, pez tigre gigante o mbenga. El pez tigre de Goliat no es en realidad una piraña sino el miembro más grande del clan de los peces tigres. Sin embargo, su reputación es bastante similar a la de la pirañas, pero más grande y mortal.

Este pez es conocido por ser uno de los peces de agua dulce más peligrosos del mundo y se encuentra en el lago Tanganyika y el río Congo en África.

Tiene 32 dientes tan afilados como una navaja de afeitar y que son de tamaño similar a los de un gran tiburón blanco y ha sido conocido por atacar a los seres humanos e incluso los cocodrilos.

Los habitantes dicen que es el único que no le teme al cocodrilo, y en realidad come peces más pequeños.

Ha habido reportes de todo el mundo de que seres humanos están siendo atacados por criaturas desconocidas. Jeremy Wade, pescador británico y anfitrión de esta intriga de los monstruos del río, se embarca en el río Congo para encontrar y atrapar a la mítica criatura.

Después de ocho días, Wade finalmente atrapó al monstruo, un pez tigre Goliat de 1.5 metros de largo, que pesaba ¡más de 45 kg!

Él toma con cuidado al monstruo de aspecto feroz y se veía obligado a usar el brazo para sostenerlo, por temor a ser mordido por los afilados dientes, mientras posaba para la cámara.

Dijo: “Es un pez muy peligroso de manejar. Si no tienes cuidado, podría quitarte el dedo o algo peor”.

Para capturar la piraña gigante, Wade tuvo que usar un tamaño generoso de pez gato como cebo, una caña y línea de 90 kg. Tuvo que apartarse del pescado como medida de precaución hasta que se colocó con seguridad en su red de desembarque.

Wade dijo:

“Este pez no es tenca. Es, a todos los efectos, una piraña gigante. Es toda una bestia. Los dientes en él son increíblemente afilados y tienen el mismo largo que los de un gran tiburón blanco. También tiene una mordedura extremadamente poderosa y se sabe que consume presas del mismo tamaño que él mismo, ataca a la gente y saca trozos de los cocodrilos. Se cree que atacan en una respuesta reflejo a un movimiento repentino o salpicadura. Es muy raro atrapar a uno, especialmente por un forastero porque se encuentran en un lugar tan remoto y difícil de llegar. No hay guías ni albergues en esa parte del río Congo”.

Al igual que otros pescadores, Wade no mata peces, por lo que regresó los peces mortíferos al río después. Desafortunadamente, el pez tigre estaba demasiado cansado por su lucha y terminó muriendo por su herida.

Wade decidió poner el destino del pez tigre gigante muerto en manos de los aldeanos como su captura.

  • Mira el video